lunes, 25 de agosto de 2014

Mimetismo: Maestros del camuflaje

El mimetismo es la capacidad que tienen algunos animales para camuflarse en el medio en el que viven, o bien para parecer ante su depredador como un animal dominante. El fin con que el mimetismo se lleva a cabo es el de conseguir presas con mayor facilidad o el evitar ser cazado. Algunos peces han adoptado el color del medio en el que viven. Otros, sin embargo, se adaptan, en pocos minutos, al color del ambiente en que están situados.



En los animales marinos encontramos gran diversidad de tonalidades, algunas producidas por pigmentos característicos del reino animal, como la melanina; pero en muchas ocasiones originadas por la reflexión y difracción de la luz, cuando ésta incide sobre las estructuras del organismo produciendo brillos metálicos e irisaciones, la formación de reflejos de la luz en todos los colores del arco iris o algunos de ellos.

A continuación destacamos algunas de las especies marinas mas hábiles en las técnicas del camuflaje:


Pulpo 

Los cefalópodos son los animales más inteligentes del océano y los auténticos maestros del camuflaje, capaces de imitar texturas, colores, formas e incluso la forma y comportamiento de otros animales, como el pulpo mimo o imitador, que con su cuerpo simula la forma de venenosos seres como la serpiente marina o el pez león para tratar de confundir a sus depredadores.



Pez sapo

El pez sapo croa igual que las ranas anfibios, pero su sonido se parece más al sonido del entorno marino donde se esconde mientras espera a sus presas.  Este pez también tiene una gran resistencia al amoníaco. Los científicos investigan cómo es capaz de soportar tal cantidad de toxinas.  Los resultados que puedan obtener de tales investigaciones podrían ayudar a producir tratamientos médicos para ciertas enfermedades humanas como podría ser la hepatitis, derrames cerebrales o ataques de corazón.



Camarón Coleman

El camarón Coleman ha desarrollado un camuflaje perfecto para vivir entre las espinas venenosas del erizo de fuego, como vemos en esta imagen del Parque Nacional de Komodo, en Indonesia. Las puntas azules de las espinas del erizo están llenas de veneno tóxico, pero el camarón es capaz de vivir cómodamente entre ellos sin sufrir lesiones.



Pez de Roca

El pez roca de arrecife ronda los arrecifes de coral de todo el Indo-Pacífico. No siempre es fácil de detectar, ya que logra camuflarse muy bien con las rocas y colares de su alrededor. El pez piedra tiene espinas venenosas en su aleta dorsal. El veneno es uno de los más tóxicos del mundo.



Dragón del Mar foliado

El dragón marino foliado verde ha evolucionado hasta llegar a un extraño parecido con las algas marinas de la costa de Australia.



Taenianotus triacanthus

El taenianotus triacanthus es un depredador formidable. Adopta la forma y el movimiento de las algas marinas.



Pez trompeta

En los arrecifes, los peces trompeta cambia su color con frecuencia para poder cazar a sus presas por sorpresa. Este pez suele esconderse manteniendo una posición vertical para mezclarse con los corales. Luego poco a poco se acercan hasta sus víctimas.



Cymbacephalus beauforti

También conocido como pez cocodrilo. El Cymbacephalus beauforti sabe camuflarse en las profundidades marinas y en los arrecifes, donde normalmente acechan a sus presas.



Rape con borlas

El rape con borlas utiliza una pieza que sobresale de la espina dorsal en forma de vara, que finaliza en una bolita que brilla. Esto atrae a otros peces y cuando el animal está lo bastante cerca de la boca del rape este lo engulle sin contemplaciones.



Caballito de mar pigmeo

El más pequeño de los caballitos de mar es un frágil y lento nadador que solo tiene una oportunidad para sobrevivir en el arrecife: pasar desapercibido. Su estrategia es imitar su único hábitat, las gorgonias, y parecerse lo máximo posible a ellas simulando en su cuerpo incluso los pólipos de este cnidario. Podemos verle, si tenemos la vista entrenada, en arrecifes de alrededor del Triángulo de coral: Filipinas, Indonesia, Papúa Nueva Guinea o Australia.



Lenguado

Los lenguados son unos maestros del camuflaje que evitan ser detectados por sus presas y depredadores "copiando" la forma y colorido del fondo arenoso donde viven. Una de las familias de lenguado, el Bothus mancus, tiene la capacidad de cambiar de color en tan sólo ocho segundos si el nuevo escenario requiere otro camuflaje.



Pez pipa fantasma

Los peces pipa fantasma están emparentados con los caballitos de mar y, haciendo honor a su nombre, son capaces de que no te des la más mínima cuenta de que los tienes al lado. Estos peces se mecen en la corriente marina simulando ser corales o algas para no ser engullidos. Para completar su camuflaje están decorados con formas y colores que imitan los pólipos del coral o vegetación. Habitualmente se encuentran en posición vertical, lo que da mayor credibilidad a su disfraz.



Gobio biocelado

El pequeño gobio biocelado tiene pocas posibilidades de sobrevivir ante el ataque de un pez más grande… salvo que intente amedrentarle pareciendo mayor. Cuando se siente amenazado despliega su aleta dorsal donde un par de “ojos” que simulan ser los de un pez de mayor tamaño miran fijamente al adversario haciéndole pensarse dos veces el ataque. Podemos encontrarle desde Filipinas hasta las Islas Salomón, Vanuatu, el sur de la Gran Barrera de Coral y Palaos (Micronesia).




Video con uno de los ejemplos mas destacados de mimetismo en el mar:




Fuentes: