lunes, 22 de diciembre de 2014

Buceando en Altea con Greenwichdiving por Rafa Martos



Altea ofrece muchísimas posibilidades de buceo de gran calidad y para mostrárnoslo contamos también con este magnífico Centro.

El centro de buceo Greenwich está situado en el Puerto Deportivo Luis Campomanes de Altea, al que accedemos rápida y cómodamente desde la misma N332. Hacía mucho tiempo que no pasaba por allí pero este fin de semana tuve ocasión de acercarme y conocer su equipo y sus renovadas instalaciones.

El buceo es una actividad apasionante aunque tiene el pequeño inconveniente del pesado y voluminoso equipo que necesitamos, que en el agua no es molestia pero que en superficie es un poco incómodo de transportar. Contar con unas instalaciones que hagan llevadera la tarea de equiparnos sin estrecheces y con la embarcación a pie de centro es importante y creo que es lo que el cliente demanda cada vez más, el servicio y la comodidad.

El compresor cuenta con un cofre para botellas

Greenwich tiene todo eso y más. Abierto los 365 días del año, cuenta con un acceso fácil, la comodidad de aparcar al lado del centro (hay veces que el mayor problema es precisamente el aparcamiento, que en temporada se puede convertir en un juego de azar e incluso en una tortura). Las instalaciones cuentan como es habitual con vestuarios y duchas, zona de endulce de material, aula para cursos, estación de carga equipada con un cofre para las botellas que dota de más seguridad aún a la operación de carga, tienda bien surtida y una gran terraza con espacio de sobra para el buceador. Y sobre todo, una magnífica embarcación a pocos metros del centro que resulta muy cómoda por sus generosas dimensiones y su diseño, pensado para el buceo.

Si a todo esto añadimos el magnífico personal dirigido por Geoff, un veterano del buceo, perfectamente consciente de que la prioridad en este negocio es ofrecer seguridad y calidad, obtenemos en definitiva un centro muy destacable para nuestras incursiones submarinas desde el litoral de Calp hasta Benidorm.


Una embarcación muy cómoda

Gracias a Geoff, Ricardo, Guido y a la sirena Lorena por su simpatía y su buen hacer que me permitieron disfrutar de una inolvidable jornada de buceo.